jueves, 11 de septiembre de 2008

Día del Maestro

Hoy es el día del maestro y me levanté pensando en quien fue la verdadera "Señorita Maestra". Mi abuela Sari.
La que me llamaba primera que nadie todos los años para saludarme (y seguramente para asegurarse mi "¡igualmente!")
La que le cantantaba todos los 11 de septiembre el himno a una estatuita de Sarmiento que tenía en su casa.
La que hace un año, ya muy en las últimas, se aseguró de mandar a achicar la pulsera de plata que le habían entregado al jubilarse para regalarmela en este día.
La cuantacuentos.
La que hoy estaría contándole a todas sus amigas que su bisnieto es mucho más avanzado que todos los bebés de tres meses.
La que me rompía tanto con sus llamados.
La que ahora no está y de una manera muy tonta y poco racional me tiene al lado del teléfono esperando un llamado que esta vez no va a llegar.

¡Feliz día!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Feliz Día!!! Tu abuela está inmensamente orgullosa de vos, tanto como Leonchus y yo.

Te amamos.

Leonchus y Norchus.

viovio dijo...

No me hagas llorar!!!!
Uy, estoy sensible y justo entro a los blogs que me hacen llorar... buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

viovio dijo...

perdòn
ya me recuperé
vos no escribiste para entristecer a nadie, todo lo contrario.

Es que hace un año murió mi última abuela y queria achicarse una pulsera y yo no le di bola (porque ya me hinchaba todo el dia -bua bua-)y se murio. Pobrecita. Y la pulsera se quedo grande y se me cae. perdon. Pensar que ahora me queda la vida para extrañarla.

segui escribiendo que me encanta.

sritam dijo...

A mis machos: gracias!
viovio: ¿querés seguir llorando? la pulsera se sulfató o no se qué le pasó, pero se arruinó toda. ¡Qué depre, no! Prometo post más felices. Gracias por venir!

perez dijo...

¡Feliz día para vos y para Sari, donde quiera que esté!

(A veces me dan ganas de creer en el cielo, la reencarnación, la energía que sigue dando vueltas por ahí, los fantasmas, o lo que sea. La memoria quizás).

sritam dijo...

perez:¡cada día te quiero más!

Título Propio dijo...

¡Felicidades señorita M.! Obviamente estoy llorando con la historia de Sari. Tiene el punto de sonrisa-que-choca-con-lágrimas (sos capa). Dentro de un par de días puede que termine la carrera y entonces vuelva a ser persona y ya lea tus post(s) y te mande algún mail o comentario sobre de las fotos de León (está enorme y lindo!) y esas cosas amigables y normales.
Te quiero. G.

Silvana dijo...

Una pena, pero seguramente estará mirándote y disfrutando junto a vos.
Un beso.