viernes, 2 de octubre de 2009

Ellas y yo en Urquiza

Ellas buscan a sus hijos a la salida de sus escuelas católicas mientras yo llego de la escuela laica donde trabajo.
Ellas llegan en mini cooper y yo en 112.
Ellas siempre están en jogging blanco, calzas o babuchas y yo en jean, pollera o vestido.
Ellas usan a toda hora zapatilas deportivas y yo botas chatas.
Ellas vienen de la esteticista y yo estoy feliz que logré pintarme las uñas de la mano derecha.
Creo que nunca voy a ser una típica madre de Urquiza. ¡Vamos!

6 comentarios:

GC es un grande dijo...

bien ahi!
que mas?

el blog es hermoso.
saluditos

Malhumoretti y Neptuno dijo...

menos mal!

LaUReAna dijo...

Hola, tanto tiempo que quería pasar por acá de leerte en lo de Sil, hoy que me duelen las muelas y no me puedo dormir aprovecho, un beso!

Norman dijo...

Villa Urquiza: Capital Nacional del Calzado Deportivo Femenino Blanco.

Nati, la mamá de Violeta dijo...

Puma o naiki...no creo que allstar ni topper rancheras...jeje! todo bien con urquiza!

laurita dijo...

Juaaaa! Es verdad, en el colegio de Joaco hay muchas madres de zapatillas deportivas que valen lo que gasto en carne por mes. Y comentan sus clases de pilates y lo bien que les hicieron los electrodos. Se elogian las tinturas y arreglan para juntarse a tomar un café mientras yo espío qué jace Joaquín cuando cree que ya me fui, y salgo corriendo a tomar el 152 que me lleva hasta mi trabajo.

Yo tampoco soy una madre Urquiza.