lunes, 10 de noviembre de 2008

Coherencia

Mi querida amiga mamá de Violeta me avivó de algo en lo que no había reparado.
Como buena señorita maestra yo vivo en la calle Sarmiento.
¿Qué me dicen, eh?

1 comentario:

juli dijo...

jajajaja!, geniaaaaal, no podía ser de otra manera!

Bsos